COLUMNA DOBLE PLAY – Arrancan semifinales muy parejas En el Regional de Ciudad Juárez

  • 15 Abril, 2018
  • Staff HDB
  • Columnas
  • 0
  • 45 Views

Por: Mtro. Fidencio Liendo Saldaña

Con dos series semifinales que lucen como las más parejas de los últimos años en esta frontera, se pondrá en marcha el camino rumbo a la obtención de los dos equipos que contendrán por el título, la semana entrante, los cuatro equipos se ven con posibilidades reales de campeonar y todos incluyen en sus filas a un puñado de peloteros jóvenes que deberán lucir sus facultades en busca de ser llamados al equipo grande de los Indios.

Lo anterior, encaja perfectamente, en las declaraciones vertidas por el timonel teporaca Marcelo Juárez, quien ha dicho que el equipo de Indios va por el campeonato, pero que también tiene en su mente el objetivo de conformar una base del equipo indígena conformada por peloteros jóvenes oriundos de esta frontera, algo que se antojaba lógico, desde siempre, dada la calidad de pelota que se juega en estas tierras y la cantidad de jugadores que hay en la ciudad y sus regiones aledañas.

Si eso se lo permiten a Marcelo, estaremos hablando de que por fin los muchachos jóvenes que juegan pelota por acá, recibirán la oportunidad de mostrarse para quedarse en el equipo y con ello se reduciría drásticamente la cantidad de foráneos que estarían el equipo juarense, algo que debió ocurrir desde hace mucho, tal como sucedió en los años en que Juárez campeono por ultima vez, con muy pocos peloteros de fuera, uno de ellos era Armando Román, un lanzador caballo que ayudó mucho al equipo.

Así por ejemplo en Villa Ahumada, hemos podido observar a Diego Ramírez, Roberto Quiroz, ya champion bat de este torneo o a un lanzador cerrador de nombre Miguel, que es muy joven, pero cuenta con una tremenda velocidad y el inicialista Darío Gardea.

Su rival, que serán los Aledanes, también cuenta con varios como el paracorto Luis García, Luis Aguirre, Joel Meléndez, Luis Carlos y José Luis Moncayo, así como los lanzadores Efraín Contreras y Edgar Nava, por los Brujos están Gerardo Balderrama, Ángel Peña y el pitcher zurdo Eduardo Molina y en La Tribu, hay otros tantos como Yael González, Eduardo Salas, Miguel Neri y Jorge Padilla, así como los lanzadores Alfredo Reyes, Marcos Abascal y el refuerzo Armando Tovar.

De tal suerte que, amigos aficionados, podremos observar a muy buenos equipos, pero sobre todo a buenos prospectos que tienen facultades y que si se aplican en el terreno de juego podrán brindar un muy buen espectáculo, en el Canales Lira abren serie Aledanes ante Villa Ahumada y al día siguiente van a esta última ciudad y Brujos y Tribu se medirán en el campo del parque Carta Blanca los tres juegos.

FALLECE ARNOLDO “MEDICO” ARMENTA EN PARRAL

”Un gran pelotero que regaba hits por todo el terreno de juego, buen robador de bases, de gran contacto con la pelota y un muy buen jardinero derecho, campeón de hits en años consecutivos, champion bat”, fueron algunas de las cosas que escuchamos decir de Don Arnoldo, además, fue manager jugador que le dio el campeonato a los Mineros de Parral en 72 y 73, luego de 14 años de no campeonar, y además, un gran manager que también le dio el título a Delicias en 1985, mismo año en que gano el cetro nacional para Chihuahua.

En Jiménez hizo historia cuando en 1984 los condujo a su primer playoff de la historia, siendo eliminados por Cuauhtémoc, en 89 llegaron a semifinales y cayeron ante Juárez y en 90 pelaron por el cetro estatal perdiendo ante la aplanadora de Manuel Galaz, los Faraones de Nuevo Casas Grandes.

“El Medico”, como se le conocía en el medio beisbolero del sur del estado, fue un gran conocedor del arte de jugar al béisbol, agresivo, oportuno, astuto, inteligente, sagaz, y como buen beisbolero, alegre y charrero, con unas anécdotas inolvidables, al cual este servidor tuvo la oportunidad de conocer, jugando en el béisbol de la Octava Zona de Jiménez, donde le recordamos dirigiendo a los equipos de La Pepsi o los Agricultores, donde jugaban peloteros como Juan Rodríguez, Jesús Gerardo Martínez, Raúl Navarro, Martin García, Lalo “La Torcocha”, la China Ríos, El Coreano, Manuel “manos de seda” Ortiz, Austreberto “Borrega” Villalobos, Arnoldo “Ñoño” Porras, su hijo Arnoldo Armenta o su sobrino Roberto, los batboys eran sus hijos, apodados por los peloteros de ese entonces “cara de lápiz”, uno de ellos era Guillermo Armenta, después jugador profesional.

También era un manejador de “corazonadas”, de esos que prevén el escenario que es muy posible se presente en la siguiente jugada, por lo que se daba el lujo de mover un infielder y habilitarlo como cuarto jardinero o bien un outfielder bajarlo al cuadro interior y jugar con cinco infielders, porque presentía que por allí iba a salir el siguiente batazo.
Siempre será recordado como un ganador, alguien que le gustaba conformar buenos trabucos para dar la pelea e ir con todo por el ansiado campeonato, así fuera un torneo regional, estatal, nacional e incluso internacional, ya que Armenta jugo incluso un Mundial de Béisbol con la selección México.

“El Medico”, oriundo de Huatabampo, Sonora y quien estudio la cerrera de medicina en la UNAM, llego a Parral en 1967, mismo año en que debuto en estatal Enrique “Pelón” Licon, cuando como lanzador le tiro juego sin hit ni carrera a la Liga Minera, venia de jugar pelota en la conocida Liga Metropolitana de la Ciudad de México.

Solo unos cuantos años después, del 72 al 74, gano el título del torneo regional de la ciudad minera, en tres plazas diferentes, la Furia Gris de Parral, el Valle de Allende y Jiménez, que en ese entonces pertenecía a la Zona IV, siendo el 72 un tremendo año para “El Medico”, gano el título de bateo, fue manager campeón y solo perdió un juego del regional, el primero, logrando hilar 22 triunfos, descanse en paz y que Dios le brinde un buen descanso eterno.

APARECE DE REPENTE EL GOLPE EN LA MLB

Cuando solo transcurría apenas la segunda semana de acción en el Gran Carpa, apareció de repente en el escenario , el golpe, que también es parte del juegos de béisbol, primero los archirrivales Yanquis y Medias Rojas protagonizaron una bronca generalizada por un bolazo del pitcher Joe Kelly al mulo Tyler Austin, que previamente había spaikeado al camarero bostoniano en jugada de doble play, en la que este último ni siquiera hizo el intento de tirar a primera base.

Al día siguiente por la mañana, un padre de San Diego fue golpeado por el pitcheo de Colorado, por lo que, a la siguiente tanda, el lanzador sandieguino procedió a tirarle a dar a Nolan Arenado, quien logró evadir el bolazo, pero se calentó lo suficiente para irse en busca del pitcher e iniciar una bronca que vacio las bancas de ambas novenas.

Y la nota más curiosa al respecto fue lo que le paso al jugador de Cardenales de San Luis, Stephen Piscotty, quien recibió tres bolazos, pero lea usted bien, en la misma entrada, la quinta, del juego ante los Cachorros, todo empezó cuando este jugador se paró a batear y recibió un bolazo en las costillas, que lo mando a primera base.

Luego se fue al robo de base, y en el tiro del cátcher a segunda se llevó un segundo pelotazo en la espalda, logrando llegar a salvo a la intermedia, de allí anoto carrera cuando con un batazo dentro del cuadro, el primera base pifio y escupió la bola, lanzándose al jom en busca de anotar, cosa que logro, pero el tiro abierto del inicialista le pego en la orejera del casco protector, ese fue el tercer golpe sobre Piscotty, y en una misma entrada, “ya no pudo recibir más, porque salió del partido”, demostrando un gran imán para atraer a Doña Blanca.

Y ya que hablamos de golpe, pues de golpe y porrazo, el relevista mexicano Roberto Osuna, consiguió su salvado número 100 de por vida, a tan solo los 23 años con 62 días, por ello es ahora el lanzador más joven en conseguir esa marca en toda la historia, al paso que va y si mantiene sano su poder en el brazo de lanzar, estaría llegando a la marca del rey del salvamento, el panameño Mariano Rivera.

Y otro de los golpes mayores que está brindando equipo alguno en Grandes Ligas, es la marca de arranque que han tenido los Mets de Nueva York, que ya suman 10-1, con 8 victorias en fila, hasta el pasado jueves, el secreto es su pitcheo, que como ya la mayoría sabemos está lleno de talento joven, encabezado por Matt Harvey, quien es respaldado por Syndergaard, Matz, De Grom y Wheeler, contando con el cerrador dominicano Jeurys Familia.
Cuidado con este equipo, en el que han embonado muy bien los toleteros Adrián González y Todd Frazier, que se unen a los Cabrera, Lagares, Conforto, Reyes, Flores, así como a Yoenis Céspedes y Jay Bruce, para conformar una escuadra, que apenas conoce la derrota y que acaba de limpiar a los Nacionales de Washington.

Y otro tremendo golpe sorpresivo, pero a nivel individual es la labor que realiza, hasta ahora, el pitcher-bateador japonés, Shohei Ohtani, de los Angels y a sus solo 23 años de edad, ya tiene record de pitcher de 2-0, con 2.08 de carreras limpias y 18 ponches en 13.1 entradas lanzadas y con el bat está sensacional ya que le da a la bola para .364, con 8 hits en 22 veces al plato, 3 jonrones y 8 producciones, ayer jueves, bateo triplete con el cuarto lleno, enseñando una gran velocidad en los senderos………HASTA LA PROXIMA email: filisa25@hotmail.com Twitter: fliendo_25

Compartir:
s

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: