Columna Doble play por Mtro Fidencio Liendo

  • 12 Febrero, 2018
  • Staff HDB
  • Columnas
  • 0
  • 161 Views

COLUMNA DOBLE PLAY 10/FEBRERO/2018 MTRO. F. LIENDO S.

JAIME OROZCO, PITCHER JUARENSE, ENTRONIZADO
AL SALON DE LA FAMA DE LA SERIE DEL CARIBE

Por: Mtro. Fidencio Liendo Saldaña
En una magnífica noticia, para el béisbol fronterizo, el pitcher juarense que tanta gloria tuvo tanto en la Mexicana de verano como en la Liga del Pacifico en el invierno y en Serie del Caribe, fue entronizado al Salón de la Fama del clásico caribeño, en reconocimiento a su labor en la loma de pitcheo.

Orozco, a quien tenemos la fortuna de conocer, es integrante de una familia eminentemente beisbolera en esta fronteriza Ciudad Juárez, su tierra natal, su hermano mayor Sigfrido Orozco, fue un pitcher caballo en la década de los 60,s de los Indios de Juárez en el Campeonato Estatal de primera fuerza, y además, están Octavio Orozco que también jugo béisbol profesional por varios años, Fernando Orozco y Jorge Orozco, curiosamente, todos ellos pitchers, por cierto de muy buen nivel.
Jaime es el pitcher que más juegos completos tiro en la serie caribeña, habiendo participado en ella, por tres años consecutivos, del 86 al 88, con Mexicali, Mazatlán y Tijuana, siendo muy recordado el año del 86, cuando fue parte de los Águilas de Mexicali que dirigió y condujo al título, Benjamín “Cananea” Reyes, en ella, Orozco abrió un par de juegos en los que alcanzo la victoria, ambos recorriendo la ruta completa, algo que, en el mal llamado béisbol moderno, ya se ve muy poco.

Orozco Roux, inicio su carrera en el ya lejano 1981 y la extendió por 19 años con equipos como Campeche, León, Puebla y Monterrey, entre otros, haciendo su debut como novato en 81 para los Piratas de Campeche, sumando números de 8-3 con 2.50 de promedio de efectividad, de allí en adelante demostró en todos los diamantes mexicano del béisbol veraniego e invernal, su gran durabilidad para realizar el trabajo sobre la loma de las responsabilidades.

Imagínese amigo aficionado, en su carrera en la Mexicana de verano lanzo 176 juegos completos de 422 que inicio, demostrando una tremenda fuerza en su brazo de lanzar y, además, siempre tuvo un gran control sobre sus pitcheos, ya que en 2984 innings pitcheados solamente regalo 81 bases por bola, vaya estadística, su marca de por vida en ese circuito fue de 201-158 con 3.68 de promedio de carreras limpias.
Su mejor año, fue el de 1990, cuando jugando para los Bravos de León, tuvo foja de 17-8 en ganados y perdidos, con 2.98 de efectividad, pero asómbrese, de los 27 juegos que inicio en la loma, completo 21 de ellos y solo regalo 20 boletos gratis en 214.3 entradas lanzadas, algo muy difícil de lograr y emular.

CAE MALDICION AZTECA SOBRE CULIACAN EN SERIE DEL CARIBE

Cuando nosotros mencionábamos en el Twitter, que la maldición azteca, caía sobre los Patriotas de Nueva Inglaterra en el Super Bowl, cuyo entrenador desprecio a nuestro país y dijo, entre otras cosas, que jamás regresaría a jugar a nuestras tierras, en plena Serie del Caribe celebrándose en Zapopan, Jalisco, nunca imaginamos que esa misma maldición caería sobre nosotros mismos, pero en el Clásico del béisbol caribeño.

Tomateros de Culiacán realizo uno delos peores papeles que haya realizado el equipo mexicano en la Serie Mundial Latinoamericana, en los últimos años, y nos hizo recordar aquellos tiempos donde solo ganábamos en los años que terminaban en 6, cada 10 años, la gano Hermosillo en 76, Mexicali en 86 y Culiacán en 96, éramos, en ese entonces, el patito feo del torneo.
Desde aquella racha en que México sumo 11 derrotas en fila en tres diferentes torneos caribeños de béisbol, no se hacía un papel tan vergonzoso en estas instancias, y siempre habíamos creído que el campeón de la Mexicana del Pacifico, se reforzaba, con lo mejor que había disponible en la liga, y sin favoritismo, compadrazgo, envidia, mala leche o como se le llame, de parte de directivos, equipos, jugadores y hasta aficionados, ajenos a quien se coronaba campeón.

Pero, este año, tal y como le paso a la cultura azteca cuando le toco enfrentar a solo 576 españoles pero reforzados por más de 80 mil aliados indígenas, en la guerra de conquista entre 1519 y 1521, también los Tomateros de Culiacán, por diversos motivos, debieron enfrentar a sus cuatro equipos rivales y a cientos de aliados mexicanos, entre ellos, los mismos equipos de la liga, con sus directivos, jugadores, aficionados, y su propia idea de no llevar en el equipo, a varios jugadores que habían tenido un gran desempeño en la campaña recién terminada.

Sergio Romo, Esteban Haro, Paul León, por mencionar algunos, esperaban reforzar a los Tomateros, pero no fueron llamados, incluso varios de sus propios jugadores como el pitcher abridor Salvador Valdez, el relevista Gerardo Sánchez, o el cátcher Román Ali Solís, no fueron tomados en cuenta y no pudieron ser parte del equipo mexicano, ignoramos el porqué.

Los Mayos de Navojoa y los propios Charros de Jalisco, que estaban en casa, fueron dos equipos cuyos jugadores fueron, en su mayoría, ignorados y por ello no se vio en el equipo a Eddie Gamboa que va a campos de entrenamientos de la MLB, Manny Rodríguez que peleo el título de bateo hasta el último día, Agustín Murillo, que ha jugado ya varios clásicos caribeños y sabe lo que son estos torneos, en cambio, los Águilas de Mexicali, fueron representados por varios peloteros, sobre todo pitchers como Sergio Mitre y Miguel Peña.
Y, dada esta ensalada desagradable de cosas que no deben ocurrir en el béisbol, pues los resultados fueron pésimos, 1-3 en ganados y perdidos y fuimos el único equipo que no califico a la siguiente ronda habiendo jugado en casa, y la única victoria fue un juego de mero trámite donde se venció a la Republica Dominicana, que ese día cometió seis errores y jugo a medio gas, pensando ya en el juego del día siguiente.

JOVENES NOVATOS, APROVECHEN EL REGIONAL EN JUAREZ

Sera este sábado 17 de febrero cuando se ponga en marcha el Campeonato Regional de béisbol en su edición 2018, contando con 10 equipos que intentaran quedarse con la corona que le pertenece al equipo de Zeta Gas, quien en esta ocasión no participara en el evento beisbolero de esta frontera.

“Ya para que juegan este torneo si ya sabemos quiénes jugaran con el equipo de Indios en el Estatal”, es una expresión que hemos escuchado por años en los diferentes parques de pelota de esta fronteriza ciudad, pero a fuerza de ser sinceros, en el Estatal del 2017, muchos aficionados observamos con beneplácito, como muchos jugadores novatos y oriundos de esta región juarense, debutaron o continuaron con su trabajo en el equipo grande de los Indios de Juárez, incluso recordamos un juego donde los nueve jugadores de posición eran juarenses con excepción del pitcher.
Precisamente son este tipo de muchachos para los que la jurisdicción de la Zona Uno que ahora dirige Juan Pedro Plascencia Chávez, debe organizar este torneo, y que de el emerjan los nuevos jugadores de los Aborígenes tanto en los torneos de primera fuerza como juveniles.
Para nadie que sea aficionado al béisbol en esta ciudad, es desconocido la gran cantidad de muchachos jóvenes que salieron a relucir en el Regional del 2017, y varios de ellos vieron acción en los Indios en el Estatal y con muy buenas hechuras, o que, ya no se acuerdan del jonrón decisivo que revivió a los Indios en la serie final ante Parral, del novato Rafael González, que inició un apoteósico regreso en un juego que Mineros tenía en la lona a los Aborígenes, que terminaron ganando ese inolvidable juego.

Junto a Rafael González, surgió Luis García, Cesar Valenzuela, Alfredo Pasillas, Edwin González, otros como Antonio Gurrola y Oscar Aragonés se consolidaron en sus respectivos puestos, y muchos otros que no recibieron su oportunidad el año anterior, pero que ahora mismo pueden estar ante el gran chance de su vida peloteril.

Tal es el caso del jardinero Yael González y el pitcher derecho Alfredo Reyes, ambos alumnos de la UACJ, que acudieron en 2017 a representar a México en la Universiada Mundial, otros son el paracorto Eduardo Salas, el infielder Luis Aguirre, el pitcher Francisco Yáñez, con quien se realizó una tremenda injusticia por la evasión de su llamado, incluso debemos mencionar un par de jugadores que estuvieron con los Indios en todo el torneo, pese a que no jugaron Regional porque estaban en una Academia de béisbol en Tijuana, son los infielders Diego Ramírez e Iván Duarte.

Para todos estos muchachos jóvenes y muchos otros más que verán acción en el torneo se deben organizar este y muchos torneos más, para que algún día volvamos ver a aquellos Indios de los años 80,s y 90,s, conformados en su mayoría por jugadores hechos en el béisbol regional fronterizo y ganando varios campeonatos, tal fue el caso del 96 y 2000……..HASTA LA PROXIMA em@il: filisa25@hotmail.com twitter: fliendo_25

Compartir:
s

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: