La estrategia en el béisbol

  • 30 Octubre, 2018
  • Staff HDB
  • Columnas
  • 0
  • 29 Views

Por: Alejandro Valenzuela D.

El béisbol de hoy en día es espectacular, batazos grandes, atrapadas increíbles, lances imposibles, todo esto nos comprueba que el beisbolista es un atleta completo, versátil, ágil. Desafortunadamente esta estirpe de peloteros hacen que lo básico del béisbol se haya olvidado, los managers tienen tanto optimismo hacia sus jugadores que “el librito” quedó en el librero, olvidado, empolvándose.

¿Qué ha sido del toque de bola? Pareciera que se ha vuelto un enigma algo tan básico en este deporte, se tiene que fabricar la carrera, provocar el error, “dejarles la pelota en la mano” al equipo contrario, muchas veces llamado béisbol chiquito, a mi juicio es todo lo contrario es absolutamente agresivo, ¿qué manager va a estar dispuesto a sacrificar a su tercer o cuarto bat para que toque la bola? Antes se hacía sin pensarlo, hoy no, hoy es un mito, jugamos al tablazo y con eso dejamos de hacer carreras.

El béisbol siempre se ha caracterizado por ser un deporte de estrategia y esta generación se ha olvidado de ella, gracias a la modernidad que nos ha alcanzado a todos en nuestras vidas, los teléfonos inteligentes, las tabletas, toda esta tecnología que nos rodea nos ha hecho inútiles, claro que toda esta red nos otorga una comunicación más veloz que en la antigüedad, aunque la velocidad no nos garantiza la efectividad y así sucede en el béisbol, jugar con estadísticas es jugar con fantasías, aunque un bateador tenga un porcentaje de mil (cosa inaudita), siempre cabe la posibilidad de que falle.

Me declaro un apasionado del béisbol, ese béisbol de estrategia, que es capaz de jugar con la mente del contrario, de sorprender en el momento adecuado. Tocar la bola no es nada fácil, cuadrarse es una posición incómoda, al mismo tiempo tiene uno que ver la ubicación del tercera y del primera base, tomar la decisión de dónde “agacharla”, enfocar la pelota de una manera perfecta para realizar el contacto que uno desea, y después de tanta concentración, salir corriendo lo más rápido posible, no es fácil, nada. Las nuevas generaciones aprecian más un jonrón que un buen toque de bola, ¿acaso creemos que sea posible reinventar este deporte? No, no lo pienso, este deporte es más grande que nosotros, démosle el respeto que se merece como el nos da el mismo respeto. ¡Toquemos la bola!

Compartir:
s

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: