Roberto Castellón Yuen será pilar sólido en Charros

  • 26 Abril, 2018
  • Staff HDB
  • Columnas
  • 0
  • 102 Views

Columna bambinazos

Por :Salvador Cosio

Aunque pudiera parecer que es bastante temprano para ir perfilando los esquemas del equipo que tendrá la organización Charros de Jalisco en relación a la próxima temporada 2018-2019 de la Liga Mexicana del Pacífico de beisbol (LMP), nuestro máximo circuito profesional de práctica profesional del Rey de los Deportes en época invernal, lo cierto es que son apenas poco más de cinco los meses restantes por transcurrir hasta que inicie la campaña, a comenzar el día 12 de octubre, y para los campiranos albicelestes el día siguiente, plazo que suele ser corto para desahogar las tareas pendientes a cargo de la directiva albiazul que encabezan Salvador Ramiro Quirarte Villaseñor, en su calidad de presidente del Consejo de Administración, y Armando Navarro Peña, como presidente del club deportivo, labores que desde la oficina y además en acción y gestiones realizadas personalmente con frecuencia tanto en Jalisco como en otros lugares del país y fuera de México, tienen que ver con el impulso al armado de lo que se pretende sea, ahora sí, un verdadero trabuco para tener amplio espectro de competitividad al iniciar el desahogo del calendario ordinario del torneo, que se deshaga entre los primeros días de octubre de este 2018 y los últimos días de enero de 2019.

Es sabida la importancia que reviste el trabajo de gabinete y el llamado coloquialmente “trabajo de oficina beisbolera”, precisamente más en esta época en la que el esfuerzo a desplegar debe ser muy sólido y eficaz por los directivos de las organizaciones de beisbol profesional en nuestro país, que no escapa a la realidad que significa desplegar gran labor para dar seguimiento exhaustivo del desempeño y la fortaleza física de todos los peloteros que están vinculados a la organización albiazul, tanto los que juegan en México en los diversos equipos de la Liga Mexicana de Beisbol —nuestra máxima Liga que aglutina a los equipos que practican el deporte rey en época de verano al máximo nivel profesional—, como quienes participan en organizaciones de la Gran Carpa u otros países como Japón y Corea, a fin de conocer casi permanentemente su status físico atlético y el cómo están ampliando su solidez como peloteros o en caso contrario advirtiendo cómo están disminuyendo sus aptitudes tanto en forma general como por motivos de baja de nivel en su desempeño como jugador, influyendo tanto su estado físico como anímico o emocional así como también su perspectiva de conclusión de compromiso con los equipos a los que pertenecen en época veraniega.

Y precisamente para fortalecer ese trabajo de oficina en pretemporada es que la directiva de Charros ha reforzado adecuadamente sus líneas y ahora enfrenta esa labor tan importante con muy buenos recursos humanos, ya que han sumado al grupo de tarea a un personaje que tiene una enorme capacidad por sus amplios conocimientos del deporte rey en el que ha participado desde hace ya muchos años como un valioso y útil pelotero, además de como mánager y también en labores de administración deportiva de alto nivel, y ese es Roberto Castellón Yuen, quien se integra como encargado al más alto nivel de las operaciones deportivas, siendo al parecer aparejada su incorporación con la salida de Charros del que fungiere con poco éxito en calidad de mánager y después vicepresidente deportivo, refiriéndome a Edgar González Sabín.

Aún no se sabe con exactitud si Edgar González pudiera mantenerse con algún tipo de vínculo con la organización de Charros, ya que resulta ser como una especie de tradición el que la directiva albiazul intente preservar ligados a ella de alguna forma aun sea de forma ligera y también bastante breve a quienes han estado desempeñando labores como mánagers o gerentes deportivos en aras de preservar la utilidad de sus relaciones y posible utilidad para el equipo, y así fue en relación con Juan Navarrete, al que tras dejar el timón de charros durante la temporada 2015-2016 justo al concluir la primera vuelta, se le conservó y al parecer sigue, como promotor y buscador de talentos en otros lugares fuera del territorio nacional, siendo el caso del propio Edgar González a quien tras su fugaz paso como timonel de Charros fue contratado precisamente como vicepresidente deportivo y quizá ahora sea preservado como asesor o algún encargo similar, debiendo recordar que algo similar ocurrió en el caso de Gabriel Low a quien tras habérsele removido como gerente deportivo a la llegada a ese cargo del actual Raymundo Padilla fue retenido prestando servicios como buscador y coptador de talentos, actividad que recientemente dejó de efectuar pues decidió incorporarse con el Club Bravos de León de la LMB en calidad de director general de operaciones deportivas.

Roberto Castellón Yuen es una gran adquisición para Charros, pues se trata de un experto que combina experiencia como jugador, mánager y directivo, habiendo sido exitoso en todos esos aspectos de la actividad beisbolera profesional en México. Nació en Guadalajara el 1 de enero de 1944, jugó como infielder en diversos equipos de la Liga Mexicana del Centro (LMC), la Liga Mexicana del Surestes y de la LMB entre 1964 y 1976, destacando su paso por los Alijadores de Tampico, los Cafeteros de Córdoba y los Charros de Jalisco. Como mánager, Castellón dirigió entre 1975 (un año como mánager-jugador) y 1996, siendo resaltable haber dirigido a los Alijadores de Tampico, los Cafeteros de Córdoba, los Diablos Rojos del México, los Rieleros de Aguascalientes, los Sultanes de Monterrey, los Leones de Yucatán, los Saraperos de Saltillo y los Charros de Jalisco, entre otros conjuntos. Es destacable la labor que realizó para Diablos Rojos del México como gerente deportivo y como gerente general. Sin duda será un puntal para que Charros aspire a ser campeón de la próxima temporada 2018-2019 de la LMB.

Compartir:
s

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: