Serie del Caribe entre “benjamines”, será en Panamá, luego de 60 años de no jugarse allí

  • 5 Febrero, 2019
  • Staff HDB
  • Columnas
  • 0
  • 32 Views

Por: Mtro. Fidencio Liendo Saldaña

Bueno, finalmente, ni Guadalajara ni Ciudad Obregón, fueron elegidos para organizar la Serie del Caribe 2019, en cambio, la sede le fue otorgada a la ciudad de Panamá, que reaparece en los clásicos caribeños, luego de 60 años de no participar.

Este hecho vendrá, sin duda, a acelerar la soñada expansión de la Serie Mundial Latinoamericana, a eso precisamente, una real competencia entre los mejores equipos de nuestra América Latina.
Primero fue Cuba, ahora será Panamá, y en un futuro, ya más cercano, deberán ingresar Nicaragua y Colombia, dejando abierta la posibilidad para otras novenas como podría ser Brasil y Argentina, quien en este mismo momento está ya participando en la Serie Latinoamericana que se juega en el estado de Veracruz.

Todos estos países, quizá con excepción de Argentina 100% futbolero, son cuna de una buena cantidad de peloteros que juegan en el béisbol profesional, tanto de México como de la misma Grandes Ligas, incluso Japón y la pelota del Lejano Oriente.

Panamá, que será la sede, con el bonito Estadio Nacional “Rod Carew”, es un ejemplo de lo anterior, ya que ha aportado, a lo largo de su historia de una muy buena cantidad de peloteros de calidad a la MLB de los Estados Unidos, cosa por la que no se entendía, su ausencia del clásico caribeño.

Los dos mejores, son el bateador zurdo Rodney Carew, ganador de 7 títulos de bateo en Liga Americana y el lanzador relevista, Mariano Rivera, que logro sumar más de 600 salvamentos en su carrera, ambos están ya en el Salón de la Fama, de Cooperstown, y este último se convirtió recién, en el único jugador que ha logrado su nombramiento de manera unánime, y eso, son palabras mayores.

Otros grandes panameños son Omar Moreno, que robo 487 bases y pego 87 triples en 12 años, Roberto Kelly bateo .290 en 14 abriles, Carlos Lee conecto 358 jonrones en 14 campañas, Ramiro Mendoza, que lanzo por 10 años con marca de 59-40, Ben Oglivie que bateo 277 dobletes en 16 temporadas.

Manny Sanguillen, compañero de equipo del extinto Roberto Clemente, que pego 1500 hits y promedio de .296, Juan Berenguer relevista por 15 abriles y, actualmente, destaca el cátcher Carlos Ruiz, quien en 12 años ha bateado 223 tubey y solo ha cometido 53 errores en 1085 juegos detrás del plato.

En otro orden de cosas, esta Serie del Caribe, se jugará entre casi puros equipos “benjamines” que nunca habían sido campeones, o bien, que llevaban muchos años sin coronarse en su país, con excepción de los Cangrejeros de Santurce, un equipo que acaba de ganar su título 15 en 80 años del béisbol boricua, en este equipo, han jugado peloteros de la talla de Tany Pérez, Orlando Cepeda, José “Palillo” Santiago, Félix Millán, Rubén Gómez y el muy conocido en México, Arsenio “Pinolo” Rodríguez.

Por Cuba, que fue el primer clasificado, jugaran los Leñadores de Las Tunas, que no habían ganado un título en 42 años de historia, así mismo, el campeón dominicano Estrellas Orientales, llega a Panamá luego de haber campeonado apenas por tercera ocasión en su historia, cosa que no lograban desde 1968, hace 50 años, pese a que con ellos han jugado peloteros como Robinson Cano, Adrián Beltre, Vladimir Guerrero, Alfredo Griffin, Joaquín Andújar, Rafael Batista, Cesar Cedeño, o los gringos Gaylord Perry, Joe Niekro, Dale Murphy, George Foster o Rollie Fingers, todos, estrellas de la MLB.

Cardenales de Lara, campeón venezolano, que juega en Barquisimeto, sede en que se había programado este torneo, también se une a este grupo, ya que gano el cetro luego de no hacerlo en 18 años seguidos, logro obtenido de la mano de su paracorto, Juniel Querecuto, que impuso la marca, para una final de 5 juegos, de 11 carreras empujadas y .611 de promedio de bateo,

Charros de Jalisco, campeón mexicano, también acaba de titularse por primera vez en su historia de solo 5 años en la Liga del Pacifico, comandado por el manager “Chapo” Vizcarra, quien, en este año, logro ser campeón en las dos ligas profesionales de México, fue campeón con Leones de Yucatán en verano y ahora en invierno con Charros, equipo que llevara en sus filas al estelar relevista Sergio “El Mechón” Romo, así como al novato del año, el short stop, Jason Atondo, refuerzo de Naranjeros.

Este equipo vaya que llega enrrachado, imagínese, conecto 28 jonrones en esta postemporada del 2019, de los cuales 9 fueron en la serie final, su defensa en el infield es muy buena con el cátcher refuerzo Sebastián Valle, su líder Agustín Murillo en tercera, el capitán Many Rodríguez, MVP de la liga en segunda y en las paradas cortas Amadeo Zazueta, el outfield fue reforzado con Alonzo Harris y Jesús “Cacao Valdez, que se unen al cubano Dariel Álvarez, entre otros.

Finalmente, Toros de Herrera, obviamente hará su debut en el torneo, como representante de la sede, Panamá, que no actuaba en este torneo desde 1960, por lo que le hemos observado en los juegos de la Serie Latinoamericana, es un equipo con un nivel de juego menor a los otros cinco equipos, que cuentan con peloteros hechos y derechos, muchos de ellos prospectos de MLB y otros que ya jugaron por algunos años en esa pelota.

EXPANDEN LMP A 10 EQUIPOS

El proceso de globalización que vive el mundo actual, llego ya al béisbol de la Mexicana del Pacifico, con la inclusión de los Algodoneros de Guasave, que regresan a la liga y la adhesión repentina y sorpresiva de los Sultanes de Monterrey, una plaza tradicional de la Mexicana de verano, que recibió el VoBo del mismísimo presidente de la Republica, López Obrador.

Esto, es sin duda, una buena noticia para el crecimiento del béisbol profesional mexicano, incluso para el amateur, que es el semillero natural de jugadores de donde se surten los equipos profesionales, y que se juega en toda la República Mexicana.
Ambas escuadras le darán empleo a una buena cantidad de peloteros mexicanos, e incluso extranjeros, que este año se quedaron sin chamba, cuando la LMP aumento el número de extranjeros permitidos, mas todos los pochos que ya juegan como nativos, para compensar a los jugadores que no podían participar por estar actuando en playoffs de Liga Mexicana

También, abrirán la posibilidad de que estados beisboleros como Chihuahua, que cuenta con una de las ligas “amateurs” más fuertes del país, en un futuro, sean tomados en cuenta para otra expansión, tanto en la pelota de verano como en la de invierno, lo cual proyectaría al béisbol profesional a muchos jóvenes, oriundos de este estado, que ahora mismo, no van a probar suerte, porque prefieren jugar el fin de semana en el Campeonato Estatal y, a la vez, estudiar o trabajar, en su tierra natal.

Esto no es ya tan difícil, como lo era antes por las distancias geográficas, ya que ahora la popularización y el bajo costo de los viajes en avión, facilitaría el traslado de los equipos, por ejemplo a este frontera, donde llevamos ya cuatro o cinco años, escuchando que se muda a esta ciudad el equipo de los Pericos de Puebla, cosa que no ha ocurrido; tal es el caso de la plaza de los Toros de Tijuana, que juegan en la Mexicana de verano, pese a que la mayoría de los equipos están muy lejos de esa frontera bajacaliforniana.

PRESENTAN AL REGIO ALDO SALINAS CON INDIOS

Este lunes próximo pasado, fue presentado a la afición local, el pitcher derecho regiomontano, Aldo Salinas, quien fue cambiado de los Rojos de Jiménez, plaza en la que jugo por 5 campañas, estableciéndose, quizá, como el mejor lanzador de la liga, y que formara una tremenda pareja de abridores con Luis Fernando Miranda.

Falta ahora ver quién sería el tercer pitcher abridor para el manager German Leyva, que, ante el cambio en la regla de clasificados, seguramente estará pensando en traer un buen caballo profeta, que venga a ayudarle al equipo, sin descartar a los jóvenes juarenses, que se mostraran en el Campeonato Regional, tal es el caso de Alfredo Reyes, o Alejandro García, un jovencito que jugo para Brujos como abridor, de hecho, ya se anunció la invitación que se le hizo al pitcher derecho, Gonzalo Ochoa, nativo de Monterrey.

Así mismo, trascendió la noticia de que el pitcher Emilio Guerrero, podríaregresar a Indios, misma suerte que correría el infielder experimentado, Carlos Hernández, que pertenecen a Delicias, equipo que al parecer pretende, entre otros, a Jaime Gurrola, así mismo, fue cambiado a Casas Grandes, el lanzador Pascual Campos, por el infielder Javier Ramírez.

Lo que es una muy buena noticia, es que se queda en el equipo el infielder utility, Oscar Sigala, quien no solo ayudará con el guante a la defensiva, sino que también será, como siempre, uno de los puntales ofensivos del conjunto teporaca y un líder positivo en la banca indígena, algo que muchos no ven, pero que pesa mucho en cualquier equipo de béisbol.

Así mismo, nos pareció muy extraño, observar jugando el jardín central a un tal Ramón Espinoza, al parecer el jugador de Rojos de Jiménez, con el equipo Jabalíes de Manuel Soto, mientras que no vimos alineando por ningún lado al novel Oscar Aragonés, ¿Qué hay con este par de peloteros?, no lo sabemos, quizá sea una simple observación incorrecta de nuestra parte.

HASTA LA PROXIMA email: filisa25@hotmail.com twitter: @fliendo_25

Compartir:
s

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: