Columna Doble play por Mtro Fidencio Liendo Saldaña

​Por: Mtro. Fidencio Liendo Saldaña

Vaya serie de béisbol, la que jugaron este fin de semana, dos de los equipos con una de las rivalidades más añejas en el béisbol estatal chihuahuense, Mineros de Parral que recibió en su casa a los Indios de Juárez, ganando la serie este último por 2-1, el primero venia de ganar la serie anterior a otro de sus odiados rivales, los Dorados capitalinos en su propio gallinero, mientras que Juárez fue limpiado en el Monumental de Cuauhtémoc, en dos trepidantes juegos en entradas extras y otro donde fueron vapuleados por la ofensiva manzanera.

Pero en esa clase de confrontaciones clásicas, la posición en la tabla no importa, simplemente los peloteros saltan al terreno de juego, dan el extra y juegan al 110 %, en busca de ayudar a su equipo a sacar el triunfo; pero, hay que decir, que en lo que va este nuevo milenio, los equipos conformados por Juárez, no le habían dado pelea, ni habían enfrentado al tú por tú a los parralenses, simplemente le ganaban a todos, y en los juegos contra ellos, se veían mal y superados en prácticamente todos los departamentos, es más, se dice que desde el 2011, no le ganaban una serie a los Mineros.

Sin embrago, este año, bajo la dirección de German Leyva, a quien si se le está permitiendo manejar al equipo de acuerdo a lo que sabe de pelota, hemos visto, con mucho agrado, como el conjunto indígena está jugando un béisbol completo y grande, mas no pequeño como le llaman algunos, los teporacas corren, tocan para embasarse, batean jonrones, roban bases, el pitcheo abridor ha trabajado más tiempo de calidad en la loma con sus altibajos, se embasan con boleto gratis, el relevo ha ido mejorando, y, sobre todo, la afición ha sido testigo de cómo le han dado la oportunidad de jugar a prácticamente todo el equipo.

Si acaso, hemos observado mala dirección en dos o tres juegos, algunos novatos, aun no cuajan por lo mismo, son jóvenes en formación, pero que le han puesto interés en el terreno y esa actitud es notoria y todos la vemos, así como también la defensa ha quedado a deber, porque, hasta ahora, cometen de 5 a 6 errores por serie, que en el caso de los juegos en Cuauhtémoc, fueron claves para salir derrotados, pero bueno, eso con trabajo en las prácticas y aplicación en el terreno de juego, se debe solucionar.

Para esta serie ante Parral, por la pésima marca de 3-6 en gira y luego de la limpia ante Manzaneros, más las bajas por lesión de sus tres mejores bateadores, Omar Gómez, Oscar Sigala y Oscar Aragonés, así como del pitcher Ricardo Jaquez, la afición fronteriza esperaba todo, menos que los Aborígenes fueran al socavón minero y le jugaran al tú por tú a sus rivales, pero lo hicieron y le ganaron la serie 2-1, la primera que pierden en casa los de Hidalgo del Parral.

Juárez, basándose en muy buen pitcheo, abridor y relevista, con excepción de Julio Cesar Rivera, que no pudo completar tres entradas en la loma el sábado, supero ampliamente a los parralenses, a quienes les permitió solamente 9 carreras en la serie y apago la racha jonronera que traía el juarense Edgar Jiménez, quien es líder de la liga en batazos para la calle con nueve, pero quien ente el pitcheo aborigen no pudo sacar la bola del parque.

A la ofensiva, los teporacas anotaron 18 carreras -6 por juego-, y conectaron 41 hits en la serie, destacando Ricardo Torres, quien les dio a sus coterráneos de 14-7 con par de vuelacercas y 5 impulsadas, mientras que Juan Pedro Plascencia Chávez se fue de 8-5 en los últimos dos partidos y produjo 7 anotaciones en la serie

En el primer juego, con tremendo pitcheo del abridor Servando López, que se fajo en la loma, hasta la misma octava entrada, aunque usted no lo crea, y aunque no pudo sacar out, mantuvo a los picapiedra en solo dos carreas anotadas, y salió del juego dejando la casa llena, vino al relevo el zurdo Aarón Aguilar y con un espectacular relevo obligo a los bates mineros a sacar rola para doble play, donde se anotó el 3-6, y otro roletazo fuerte con el que cayó la tanda.

Allí colaboro, la dirección de Parral, porque saco del juego al tremendo bat de Beto Gutiérrez, por ser zurdo al igual que Aguilar que venía al relevo, trayendo al derecho Alberto Luna quien pese a que saco un batazo fuerte, salió a las manos y permitió dos outs, es decir, en esta ocasión les fallo la estrategia y no pudieron fabricar el rallye que metiera al equipo en el juego, pero bueno, el rival también juega y el relevo indígena se fajo y completo el triunfo para los fronterizos.

Daniel Cornejo, recién activado, prendió la mecha para los fronterizos y produjo el 1-0 ante uno de los mejores pitchers del estatal, Alfonso Pulido, pero en la cuarta parecía que otra vez López tendría un mal día, cuando permitió el empate con wild pitch y la voltereta con hit de Víctor Hugo Chávez, sin embargo, Plascencia que tuvo una gran serie, empato 2-2 con sencillo y ya después, otro que pasa por gran racha bateadora, Francisco Ochoa con hit y error trajo al jom el 4-2 y el 6-2 llego con estacazo de vuelta entera de Ricardo Torres.

Al día siguiente una pésima apertura de Juan Carlos Rivera que no pudo completar las tres entradas cuando fue sacudido con racimo de 5 carreras que le dieron la vuelta al juego, luego de ventaja tempranera de los teporacas, gracias a jonrón productor de tres de Plascencia Chávez y una dirección errática del manager German Leyva, permitieron la derrota de los Indios, en un juego cardiaco que termino 4-5, con un out en jom.

Leyva, se equivocó en esa novena entrada, cuando perdiendo por un carrera, sin outs y con hombres en primera y segunda, trajo de emergente a Luis Raúl García, pero no le ordeno el toque de sacrificio para poner corredores en segunda y tercera, y este saco elevado al cuadro, luego Francisco Ochoa, en buen turno, se ponchó y el novato Iván Duarte, que iba en blanco en el juego, saco la casta y pego imparable al izquierdo, donde el jardinero Edwin Martínez, levanto y en un tiro certero al jom, puso fuera al corredor emergente Cesar Valenzuela para terminar el juego sensacionalmente.

Con ese hit, mínimo el partido se habría empatado, de haber tocado la bola, pero el hubiera no existe, y menos en el béisbol, así bañados en sangre, los Mineros empataron la serie, pese a tremendo relevo de Manuel Tijerina, que les colgó cinco ceros en fila a los toletes parralenses.

Para el tercero de la serie, los Indios alargaron la mala actuación del equipo pica piedra en juegos dominicales, donde han perdido 6 de 7, al derrotarles por score de 8-1, gracias a tremenda labor de pitcheo de Álvaro Sandoval, quien no se quedó atrás y le dio al equipo ocho grandes entradas con solo 6 hits, 6 ponches, una sola carrera y contrario a su costumbre, solo regaló dos bases.

Mientras tanto, la ofensiva le apoyaba con jugoso racimo de cuatro en la tercera para irse encima por 4-0, pero en la cuarta Sandoval tuvo que meter el brazo cuando Jiménez le abrió con hit, pero llego a tercera en error del central y sin out, saco la entrada con elevado a segunda, ponche y rola al short, para enseguida con hits de Plascencia Chávez y Ricardo Torres se fueran arriba por 6-0, y después, con jonrón de Ricardo Torres con uno en tránsito, se puso el marcador final en 8-1.

José Torres, que no bateo nada en los dos primeros cotejos, se fue de 4-3 con tres empujadas.

OCTAVA JORNADA DEL ESTATAL…………Y, una vez que termino la séptima jornada, Jiménez, pese a que le salió respondón el equipo de Soles que les arranco un triunfo, marcha de superlíder con foja de 15-6, le sigue en su grupo Indios con 12-9 y Delicias con 11-10, mientras que en el otro grupo, quien lo iba a decir, Faraones es líder con 13-8, y en segundo hay un triple empate, que ha puesto las cosas color de hormiga en la recta final del torneo, Parral, Cuauhtémoc y Camargo están parejos con 12-9.

Para esta semana, hay cuatro series muy importantes, Parral va a Nuevo Casas Grandes, ellos tienen un solo juego de diferencia en la tabla, y si gana el primero empataría a su rival, pero si gana Faraones se despegaría en las posiciones; en Cuauhtémoc reciben la visita de Camargo, ambos están con 12-9 y por ello la importancia de la confrontación, el que gane la serie se despegara en la tabla.

Chihuahua va a Juárez, una rivalidad muy añeja y que además tiene cuentas pendientes, porque hace dos temporadas, los Dorados los echaron fuera en el primer playoff, ahora los aborígenes tienen la oportunidad de regresarles la afrenta, echándoles fuera de la competencia, ya que los capitalinos están con números de 8-13 y si pierden esta serie, estarán eliminados, sin olvidar que el manager indígena, German Leyva, los llevó al título en esa campaña del 2015, y al siguiente año, lo echaron fuera, como si no hubiera ganado nada.

Otra serie que reviste una buena dosis de importancia es la de Madera en Delicias, ya que el primero esta con 8-13 a tres juegos de distancia en la tabla de los Algodoneros, que suman 11-10, y aunque juega en casa, enfrentara al zurdo Samuel Zazueta, uno de los mejores lanzadores del torneo, y no se ve como le puedan ganar, pero ojo con el zurdo Luis Sánchez que está lanzando muy bien, Delicias debe ganar porque en caso de juego por el comodín se jugaría en su parque, y Madera si pierde la serie, estaría con un pie fuera del torneo………….HASTA LA PROXIMA  em@il: filisa25@hotmail.com  twitter: fliendo_25

Compartir:
s

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: