Unión Laguna y la incertidumbre de sus Aficionados

Unión Laguna y la incertidumbre de sus Aficionados

Nada se sabe de cara a las temporadas 2018

Por Claudio Martínez Silva

Cuando terminó la temporada 2017 de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), Erick Arellano Hernández, propietario de la franquicia de Vaqueros de Unión Laguna, dijo claramente que el equipo estaba en venta, pero en caso de no encontrar un comprador que accediera a sus pretensiones, se quedarían con la franquicia. A partir de entonces, y a falta de un comprador a modo, el roster se ha reducido en cuanto a la calidad de sus integrantes, hasta quedar muy lejos del nivel que exige el nonagenario circuito profesional de México.
El primer personaje que hizo una oferta formal fue Alberto Uribe, propietario de los Toros de Tijuana, a quien se le solicitó una cantidad exagerada, con la cual nunca estuvo de acuerdo, el directivo pidió una rebaja no concedida y se retiró en definitiva. Posteriormente llegó el ofrecimiento de Multimedios Estrellas de Oro, y cuando todo parecía marchar sobre ruedas en el roster empezaron a desaparecer los elementos de más jerarquía, los mejor cotizados, los poseedores de la calidad que necesita un equipo para aspirar al campeonato; ahí las cosas empezaron a cambiar, se dio un estira y afloja hasta que se deshizo la negociación.

Nada absolutamente ha informado la directiva del equipo lagunero, en referencia a la próxima temporada, por lo que llama la atención que desde noviembre pasado se haya lanzado la venta de abonos, sin que existe ni el más mínimo atractivo para los aficionados, al enseñar el equipo de casa un roster muy pobre, que sin exagerar incluso sería corto para la Liga Invernal Mexicana, en donde la mayoría de los jugadores son elementos jóvenes, en desarrollo para establecerse en la LMB. La rapiña de los directivos que tienen en los Leones de Yucatán a su equipo favorito y la nula información que genera Unión Laguna, tienen en un estado de gran incertidumbre a los verdaderos aficionados y que siguen al equipo desde hace varios años.

En visita al Estadio de la Revolución este jueves, se pudo constatar que la pantalla que hacía las delicias de los aficionados, no está más en la barda del jardín izquierdo se dijo que esta situación obedece al mantenimiento que requiere la pantalla. Sin que sea oficial, todo indica que Erick Arellano Hernández seguirá como propietario de Vaqueros de Unión Laguna, y a la par se conoce la intención de algunos empresarios de la región, por formar un patronato que dirija los destinos del equipo de casa, a partir de la temporada 2019. Es unánime el deseo de los aficionados porque no vuelvan más por estos rumbos, ni Erick Arellano Hernández ni su equipo de trabajo; hoy el deseo es que se rescate al equipo que regresó a casa desde 1985, para mantenerse de manera ininterrumpida en la Comarca Lagunera.

YUCATÁN, EL CONSENTIDO Y Allá SE FUE RICKY ÁLVAREZ

Durante su gestión al frente de Vaqueros, ni Erick Arellano Hernández ni David Cárdenas Cortés dieron muestras del más mínimo respeto hacia la afición de La Laguna, al concretarse la salida más controvertida de un jugador, como fue el caso de Ricky Álvarez, ídolo de los asistentes al Estadio de la Revolución y finalmente campeón de carreras producidas de la LMB en 2017. La salida del cañonero originario de Mexicali provocó una enorme desilusión entre los seguidores del equipo guinda, quienes se alejaron del escenario; jugadores fueron y vinieron de Yucatán y ese manoseo finalmente dejó fuera de la postemporada a la novena dirigida por Ramón Orantes.

De la Blanca Mérida vinieron “refuerzos” que no tenían cabida en los Leones y a pesar de eso el equipo peleó hasta el final, sin que le alcanzara para “meter” a los Rieleros de Aguascalientes al Juego de comodín. Alejandro Martínez y Tomás Solís encabezaban la rotación de pitcheo, con Ramón Ramírez como cerrador. En la ofensiva apareció Arthur Lee Charles, que con un ritmo impresionante de cuadrangulares, pronto se convirtió en el favorito de los aficionados; Alejandro Flores dio el estirón, y las buenas cualidades que había enseñado con el bate, finalmente se manifestaron, aunque el aspecto defensivo se asomaba como el punto vulnerable del joven receptor de Mexicali. Jesús “Cacao” Valdez apuntalaba esa buena ofensiva que había renovado la esperanza de alcanzar la postemporada.

Y LLEGÓ LA DESBANDADA DE LOS BUENOS JUGADORES

A pesar de no alcanzar la postemporada, el equipo dejó un buen sabor de boca entre la afición, principalmente por su desempeño en el último mes de la temporada; al término del calendario regular se respiraba un ambiente de optimismo, ya que con apenas tres refuerzos el equipo quedaría listo para en 2018 pelearle de tú a tú al mejor de la LMB. Pero las sorpresas desagradables no tardaron en aparecer y se inició la desbandada de jugadores estelares con destino a Yucatán. A Ricky Álvarez, José Samayoa, Manuel Valdez, Edgar Osuna y Maikel Cleto, se unieron Francisco Lugo, Alejandro Flores, Arthur Lee Charles, Jesús “Cacao” Valdez, Carlos Mendívil, Héctor Hernández, Tomás Javier Solís, Alejandro Martínez, Francisco Gil, Edgar Gómez, Jovanny López, José Manuel López, Rafael Pineda, Alejandro Chavarría, Héctor Villalobos, Matt Nevárez y Rafael Córdova.

De acuerdo al roster oficial que aparece en el portal de la LMB, Unión Laguna es hoy un equipo destinado a los últimos lugares de la Zona Norte en 2018; el manager Ramón Orantes viene de fracasar con Cañeros de Los Mochis en la Liga Mexicana del Pacífico, al tomar el sitio del venezolano Luis Sojo.

Entre los lanzadores de calidad destaca la presencia del méxicoestadounidense Paul Oceguera, zurdo recientemente adquirido. Otro posible inicialista es el derecho de Culiacán, Felipe Arredondo. Vaqueros va a depender del renacimiento de Omar Espinoza, Eder Llamas, Leo Rosales, José Barajas, Carlos Contreras, Stephen Landazuri, Isaac Rodríguez, Oswaldo Verdugo, John Millan y Anthony Gómez, entre los lanzadores, además del despunte inmediato de los jóvenes que estarán en el roster.

Así luce actualmente el panorama en Vaqueros de Unión Laguna; al parecer los señores Arellano Hernández se mantienen al frente; hace unas semanas confirmaron a Ramón Orantes como manager; el de Baja California Sur contará con un plantel modesto, integrado en su mayoría por jugadores jóvenes, los que jugaron en la pasada Liga Invernal Mexicana; está la opción de los refuerzos extranjeros y de los méxicoestadounidenses, que no tienen límite en cuanto al número que se puede contratar. La próxima reunión de LMB será el 30 de enero de 2018 y seguramente ahí se va a anunciar que no hay más cambios para la siguiente temporada. Laguna estará en la Zona Norte, junto a Tijuana, Monterrey, Monclova, Saltillo, Laredo, Aguascalientes y Durango.

Los Diablos Rojos del México regresaron a la Zona Sur, y desde ahora son favoritos, porque ya contarán con extranjeros y méxicoestadounidenses. La partida del equipo escarlata al Sur, hace menos fuerte al grupo norteño, en donde se mantienen como favoritos para disputar la final, Toros de Tijuana, actuales campeones de la LMB, y Acereros del Norte, sin descartar a los Sultanes de Monterrey.

CINISMO O SINCERIDAD DE ERICK ARELLANO HERNÁNDEZ

El todavía copropietario de la franquicia lagunera fue tajante en sus declaraciones muy cerca del final de 2017; reconoció que fue un error adquirir una segunda franquicia, señaló que el equipo sigue en venta, pero que en caso de no encontrar comprador seguirá bajo su administración, aunque con un roster plagado de jugadores jóvenes, participantes en la última temporada de la Liga Invernal Mexicana; dijo categóricamente que el equipo consentido es Leones de Yucatán y aseguró que la pantalla se va a Mérida, al servicio de una de sus empresas.
No hay, al parecer más que dos sopas; siguen los hermanos Arrellano Hernández con el control del equipo, o la franquicia regresa a empresarios laguneros, de quienes se sabe han sostenido algunas reuniones, encabezados por un ex directivo, con la intención de integrar un patronato que se haga cargo del equipo, a partir de 2018; todos los seguidores de Vaqueros seguramente anhelan que esta segunda opción, hoy un sueño, se convierta en agradable realidad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: