Etiqueta: inmortales

Jack Pierce y sus 54 cuadrangulares en una temporada

Un cañonero de poder y miembro distinguido, desde el 2001 junto con Rudy Sandoval, Jorge Fitch y Pedro “Charrascas” Ramírez, del Recinto Sagrado con sede en Monterrey.

Fue parte de una época de oro en las décadas 80´s y 90´s en la pelota mexicana invernal y de verano.

Sus 54 leñazos, jugando en 1986 con los Bravos de León, batieron la marca de 46 que tenía desde 1964 el gran Héctor Espino.

Pierce, quien nació el 2 de junio de 1948 en Laurel, Mississippi, falleció en Monterrey, víctima de un infarto; al morir, era coach de los Sultanes en la Academia del Carmen, Nuevo León.

En MLB

Pierce jugo en MLB del 1973 y 74 con los Bravos de Atlanta ahí fue compañero de compañero de Max León con los Bravos de Atlanta y luego en 1975 con los Tigres de Detroit junto con Aurelio Rodríguez. Su bateo no fue gran cosa, con .211, ocho jonrones y 22 impulsadas.

Antes, en 1970 debutó en la Liga Rookie, jugando en la sucursal Clase A de los NYY hasta 1979 y en Triple A con el Spokane de los Marineros de Seattle.

Los que tuvieron la fortuna de conocerlo saben que en Pierce tuvieron un gran amigo, amable, que hizo de México su hogar desde que llegó a nuestro beisbol.

En LMP

En la LMP vio acción once temporadas (Mazatlán, Culiacán, Navojoa, Tijuana y Los Mochis) acumulando 116 jonrones y promedió .268.

Pierce estableció en 1972-1973 el récord de más cuadrangulares en una temporada (25) para un bateador zurdo, esa vez, jugando con los Venados de Mazatlán, equipo con el que en 1974 fue campeón jonronero (14).

En febrero de 1974, con los Venados dirigidos por Ronnie Camacho, vio acción en la Serie del Caribe celebrada en el estadio de béisbol “Héctor Espino” de Hermosillo, la primera que se disfrutaba en nuestro beisbol.

Pierce fue coach de los Naranjeros de Hermosillo durante la temporada 2004-2005 apoyando a los managers Tom Gamboa y Pat Kelly, además dirigió de manera interina al conjunto Naranja ese año a la salida de Gamboa.

En LMB

Debutó en 1974 con los Charros de Jalisco y luego del 76 al 78 jugó con Puebla, siguiendo con Saltillo, Coatzacoalcos, Aguascalientes, Campeche, Águila, León y Tigres. En doce años largó .294 jonrones y promedió .300 de bateo.

En 1976 fue campeón en jonrones (36) y producidas (118); vivió la época de notables tumbabardas: Espino, Willie Aikens, Andrés Mora y Nick Castañeda, entre otros toleteros de alto calibre.

Timón y scout

Pierce fue scout de varias organizaciones de Ligas Mayores y en esa función recomendó a varios talentos conocidos como Vinicio Castilla, Armando Reynoso Óliver Pérez, Luis Ignacio Ayala, Mario Valenzuela, Alfredo Aceves, entre otros talentos.

Tuvo un fino y excelente ojo para detectar en nuestra pelota nacional el potencial ligamayorista.

Fue manager de Rojos del Águila y de Bravos de León; también scout de Atlanta, Marlines, Medias Blancas Padres, Red Sox y Azulejos.

Rinde homenaje LMB a el más grande… Héctor Espino

Ciudad de México.- Un día como hoy pero de 1939, nació en Chihuahua, “El Babe Ruth mexicano”, Héctor Espino, y como homenaje retirarán el número 21 de todos los equipos de la Liga Mexicana de Beisbol, informó El Salón de la Fama.

Además hoy se cumplan 80 años de su nacimiento por lo que se nombrará el Día Nacional de Héctor Espino y todos los equipos jugarán con el número 21 en su honor; luego retirarán el mítico número.

El también conocido como “El Superman de Chihuahua” conquistó 18 títulos en 24 temporadas como jugador profesional en verano e invierno.

Con Monterrey, Tampico, Unión Laguna, León, Saltillo, Monclova y el México, tuvo promedio de .335 de bateo con 453 jonrones y mil 573 carreras remolcadas.

Ganó cuatro títulos de cuadrangulares y seis de bateo. Los Naranjeros de Hermosillo le rindieron un merecido en homenaje en 1976.

Fue miembro de los Sultanes de Monterrey y los Alijadores de Tampico en la Liga Mexicana de Beisbol (verano) durante la década de los sesenta y los setenta y de los Naranjeros de Hermosillo en la Liga Mexicana del Pacifico (invierno) durante los setenta, entre otros clubes.

Espino jugó las posiciones de jardinero y primera base.

En 1988 fue inmortalizado, por designación directa, al Salón de la Fama del Béisbol Profesional de México, y su estatua recibe sonriente a los visitantes del museo. Otra estatua, con la carabina al hombro, se alzó en su natal Chihuahua, y el Estadio de los Naranjeros de Hermosillo, Sonora, lleva su nombre.

Héctor Espino es recordado en el mundo como uno de los más jonroneros de la historia del béisbol profesional con 881, por encima de los 868 de Sadaharu Oh de Japón o de Barry Bonds con 762 en las Mayores y Hank Aaron con 755; también Babe Ruth con 714 en Grandes Ligas.

Murió en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, un 7 de septiembre de 1997 debido a un infarto